Tree Change* Dolls

revista_motorNotas

Escribe Revista Motor
Ilustra Lucila Matheu


Reutilización, restauración con sentido para una infancia más saludable.

*La frase “Tree change” describe el cambio que significa mudarse de la gran ciudad hacia una zona rural alejada.

Todo empezó como muchos proyectos comienzan: a partir de una crisis. Sonia Singh es científica, oriunda de Tasmania, y en 2015 pierde su trabajo debido a un recorte de presupuesto. Fue así que en compañía de su pequeña hija y con el apoyo de su compañero John, Sonia sale en búsqueda de muñecas olvidadas, de segunda mano, abandonadas, venidas a menos. Les quita el excesivo maquillaje, los peinados exagerados, y la ropa ajustada. Les pinta gestos que reflejan los de las niñas que luego jugarán con ellas. Su mamá es parte importantísima de este trabajo artesanal, la encargada de tejer y confeccionar la ropa de cada muñeca. Cada atuendo es personalizado y único. Es entonces cuando la muñeca pierde ese aire de princesa perfecta, de mujer provocativa, de silueta diminuta. De repente aparece una nena, quizá lleva trenzas, o quizá sus mejillas tienen algunas pecas. Sus ojos brillan de curiosidad debajo de cejas pobladas. Con pantalones y abrigo está lista para salir a explorar, investigar, recorrer patios, jardines, plazas.

Cada muñeca es distinta. No hace falta completa simetría, ni colores apartosos y saturados para poder crear facciones más humanas. El trabajo artesanal, cada trazo a mano alzada, humaniza cada muñeca haciéndola única y dándole nueva vida.

Sin buscar más que recordar esos momentos donde el tiempo se detenía en el juego para poder compartirlos de nuevo con su hija, el proyecto tomó un rumbo acelerado cuando las imágenes de las nuevas muñecas se volvieron virales. A partir de su blog, y luego su fanpage, Sonia recibe diariamente muchísimos halagos, preguntas, mensajes… Gracias a internet el proyecto recorrió el mundo. Sin un gran plan de negocio, su objetivo se centra en generar un cambio, una nueva perspectiva. Las imágenes del “antes y después” demuestran que la apariencia actual de muchas de las muñecas es simplemente una decisión de los fabricantes. Sonia vende algunas pocas muñecas por internet, pero ofrece manuales, patrones para tejido, videos explicativos (y más) para descargar y poder transformar tus propias muñecas. Muchos y muchas ya se animan a realizar sus propias transformaciones, y Sonia los alienta bajo las siglas DIY (Do It Yourself).

La reutilización genera algo nuevo y valioso a partir de desechos. Puede también generar nuevas formas de ver las mismas cosas. Eliminando características que nos vienen dadas, nos queda un lienzo en blanco para crear algo nuevo.

¿Pequeños y pequeñas juegan con muñecos que los representan? Muchas niñas buscan un reflejo en sus muñecas, ¿lo encuentran? Las jugueterías se llenan de muñecas de ojos gigantes, figura diminuta, ropa sugerente, tacos altos, labios exagerados, mirada glamorosa. Pensando en el impacto que generan, ¿podemos imaginar una alternativa? Y, aún mejor, ¿podemos ser parte de esa transformación?

Conocé más

Tree Change Dolls en Facebook
Ilustradora Lucila Matheu:
Fanpage
Behance


[ Nota publicada en Revista Motor #13 ]

Compartir esta nota

Leer otras notas


Leé la revista completa