Lanzá primero tu corazón y tu caballo saltará el obstáculo

revista_motorNotas

Escribe la astróloga Agustina Malter Terrada de Astrología para amar
Ilustra Vilma León



El 9 de noviembre Júpiter ingresa en Sagitario y allí se quedará hasta el 3 de diciembre de 2019. En su paso se unirá a Saturno, que se encuentra transitando Capricornio hasta finales del 2020.


Ambos grandes planetas representan respectivamente el principio de expansión (Júpiter) y de retracción (Saturno). Procesos complementarios, como el de inhalar y exhalar. Como la dilatación y contracción del corazón que bombea la sangre que circula por nuestro sistema.

La vida es un proceso continuo de movimiento y estabilidad, de abrir y cerrar. Hay momentos de llenar y confiar, y luego momentos de vaciar y pausar.

Júpiter en Sagitario nos acompañará en un viaje a través de nuevas tierras y culturas. Será un año para registrar nuestras inquietudes de expansión y búsqueda de conocimiento. Una etapa para ampliar nuestra manera de movernos, para poner confianza en la vida, desarrollar entrega y conciencia. La clave es el entusiasmo y poner la mirada en nuestra veracidad. El impulso a viajar y explorar puede tener muchas aristas, pueden ser viajes literales o simbólicos. Lo que es seguro es que traerán la posibilidad de conectarnos con lo que parecía lejano, integrándolo a nuestra vida.

La búsqueda de la verdad y el vivir de acuerdo a ella será un pendiente. No podremos llegar lejos si nos negamos a este llamado de conciencia.

Por su parte, el movimiento de contracción y ajuste, de límite y posibilidad que propone Saturno desde Capricornio nos ayuda a poner a prueba esas verdades. Nos invita a ponernos objetivos realistas, posibles de sostener para un crecimiento a largo plazo. ¡Hay que sostener el entusiasmo! Prometernos lo posible. Saturno nos ayudará a conectar con la abundancia desde nuestra situación real.

No es cuestión de viajar a tierras insospechadas tomando sólo un boleto de avión, lo insospechado se presenta evidente ante los ojos despiertos.

La abundancia es un ritmo al que podemos llegar si nos animamos a dejar cierta mezquindad. Llegó el tiempo del permiso consciente, de una abundancia dadora y circulante, de una respiración profunda.


Conocé más

Astrología para amar
Ilustradora Vilma León:
Behance



[ Nota publicada en Revista Motor #17 ]

Compartir esta nota

Leer otras notas


Leé la revista completa