Pequeños Grandes Mundos

revista_motorNotas

Entrevista Revista Motor
Responde Ivanke
Fotografía Sofía Nicolini Llosa


Viajar por todo el mundo dibujando con chicos de diferentes culturas.

Ivanke es un ilustrador argentino con una ambición enorme, llena de frescura y buena onda: recorrer el mundo ilustrando con niños de todas partes. Se llama “Pequeños grandes mundos”. En una breve pausa retomó Buenos Aires para participar de una charla TED, y en Revista Motor aprovechamos para hacerle algunas preguntas sobre este gran proyecto.

Revista Motor: ¿Cómo surge Pequeños Grandes Mundos?
Ivanke: Arrancó en mayo de 2013, medio de la nada, estaba esperando un bondi y se me ocurrió la idea. Fueron diez meses de preparación, en el cual conté con la ayuda del financiamiento colectivo, fui buscando apoyo, haciendo los contactos para cada país, establecí el itinerario estimativo de los países que iba a recorrer, diagramé los contenidos, los talleres, la logística y la producción. En principio el proyecto lo iba a hacer solo y a último momento se sumó una amiga cineasta con la idea de hacer un documental sumando y aprovechando el registro audiovisual. También estaba la idea de presentar un libro sobre el tema, contando toda la experiencia. Arranqué el 16 marzo de 2014, recorriendo Latinoamérica durante 8 meses y luego en Asia por 4 meses más.

Está buenísimo ayudar en lugares remotos y estar con chicos de pocos recursos

Revista Motor: ¿Por dónde van a recorrer este año?
Ivanke: Vamos recorrer Asia, planeamos 3 meses y medio en África y para finalizar el recorrido, un par de meses en Europa. ¡La vuelta al mundo!

Revista Motor: ¿Alguna anécdota? ¿Algo no esperado?
Ivanke: Estuve en lugares inhóspitos. Por ejemplo, en la selva, en el Amazonas, estuve con varias comunidades indígenas. Fui a un lugar que se llegaba con canoa y luego 10 horas caminando adentro de la selva muy metido para adentro y llegar a un lugar así, a una comunidad donde los chicos nunca pudieron dibujar con pinturas, donde nunca vieron cómo se mezclaban los colores, los chicos se súper sorprendían, les parecía magia, fue algo maravilloso. Ver las caras de sorpresa fue genial.También los grandes se sumaron a pintar y a dibujar, estuvo buenísimo. Y llevamos un proyector para pasar una peli animada una noche en el aula de la escuela. Se sumó toda la comunidad del lugar al evento, desde los más chiquitos hasta los ancianos, todos por primera vez juntos viendo una película de dibujitos animados, fue movilizante para todos los que estábamos en el lugar.

Revista Motor: ¿Cómo reaccionaban chicos y grandes?
Ivanke: La verdad que se emparejaba mucho.

Los grandes se sorprenden tanto como los chicos

Los invitamos a todos a dibujar. ¡Todos tenemos un niño adentro!

Revista Motor: ¿En qué países te sentiste más cómodo?
Ivanke: La verdad es que en todos me sentí muy cómodo, particularmente en Latinoamérica me encantó la experiencia en Cuba, los chicos son muy particulares.

Revista Motor: ¿En qué sentido?
Ivanke: Tienen mucha facilidad para hablar, (¡hablan un montón!) al desarrollar una idea y fundamentarla, son muy correctos para expresarse y me llamó la atención la capacidad para debatir y formar ideas de los chicos. Se ve también en la escritura, escriben muy bien. Está buenísimo, fue un placer. ¡Tienen mucha energía! Y a la vez son muy disciplinados, cuando les pedís algo te escuchan. Pero es difícil elegir, en todos los países me sentí cómodo, incluso en países donde no hablan inglés y se complicaba desde la comunicación.

Revista Motor: ¿Y cómo llegan a cada lugar?
Ivanke: Vamos contactando ONGs de cada lugar que se dediquen y estén en contacto con los chicos. También vamos a pueblitos y lugares adonde no conocemos a nadie y vamos directamente averiguando con cartelitos preguntando cuál es la escuela del pueblo, el orfanato, o centros culturales. Tocamos la puerta presentándonos un poco en inglés, otro poco en señas. Siempre llevamos algún video encima para que vean la idea del proyecto y en general los lugares aceptan con alegría la propuesta de PQM. ¡Siempre se copan! Es una mezcla de gestión previa, el contacto con lugares, y el ir viendo en el momento lo que pasa. Muchas veces caminando por la calle, en un parque, un mercado, donde sea, tener siempre allí unos crayones en la mochila y si pinta pintar, ¡pintamos! Hace unos meses se unió mi novia, Mey, que también es dibujante para chicos y vino a China y desde ahí somos tres, Mey, yo y Sofía, la cineasta. Un proyecto que nunca deja de crecer. Vamos a hacer un libro, el documental, y exposiciones itinerantes con el dibujo de los chicos. Vamos a hacer el mismo proyecto pero en Argentina: “De Ushuaia a la Quiaca”. ¡Está en la galera! La idea es replicar “Pequeños grandes mundos” en la Argentina y convertir PQM en una ONG para seguir haciendo cosas, así que vamos avanzando con el papeleo necesario para poder hacer este proyecto una realidad en todo el país. Estamos con muchas ganas de seguir haciendo proyectos.

Revista Motor: Las redes sociales y los sistemas de financiación colectivos son dos herramientas muy usadas ¿las recomendarías a emprendedores?
Ivanke: Las redes sociales para mí fueron claves para difundir mi proyecto y de hecho me ayudan un montón. A veces comento una necesidad, o un “¿conocen a alguien?” y todos contestan, etiquetan y es mucha ayuda. En cuanto al financiamiento colectivo tuve dos experiencias, la primera estuvo buena y la segunda no tanto. Está buenísimo que se pueda colaborar comprando una recompensa, pero el sistema a veces no anda muy bien.

Revista Motor: ¿Qué recomendás a ilustradores y emprendedores que quieren llevar a cabo su proyecto?
Ivanke: Para mí lo principal fue laburar mucho, mucho, mucho, y confiar en el proyecto al 100%. Al principio esta idea era como un delirio, no tenía el dinero y no sabía ni dónde empezar a organizarlo. Confié y estuvo bueno poder pedir ayuda y que se vaya sumando gente. Perder el miedo al “no voy a poder”. Es más fácil quedarse en la primera idea de “ya lo hizo otro”, o “es muy complicado”.

¡Hay que animarse, intentarlo! Estar abierto a lo que surge en el camino, vale la pena mandarse y averiguar a ver qué onda.

Conocé más

Sitio de Pequeños Grandes Mundos


[ Nota publicada en Revista Motor #8 ]

Compartir esta nota

Leer otras notas


Leé la revista completa