MamaQuilla

revista_motorNotas

Tejidos artesanalaes

“Igual de importante que dar el primer paso, es aprender a permanecer”Juli

1. ¿Cómo arrancó tu proyecto?
MamaQuilla inició como una necesidad: la de manifestar. Desde chica bailo, pinto, coso, canto, toco el charango, dibujo y creo cosas. Cuando terminé el secundario empezó un camino de búsqueda obligada. Reboté entre la medicina (un mundo que no deja de alucinarme) y el arte. Mientras me decidía (o me animaba) seguía dándole un lugar muy importante al tejido. Desde los quince años me acompaña y con el tiempo aprendí dos agujas, telar de peine, macramé y crochet. Finalmente, y casi sin buscarlo, ahí estaba: a mis 25 años, tejiendo no solo por placer, sino con el objetivo firme de vivir de otra manera. Me pregunte: Qué, Cómo, Para Quién, y Por Qué… Y así nació todo. Cuando no sabía qué era facebook y apenas podía darle vida a un blog.

2. ¿En qué se distingue tu trabajo hoy?
Trabajo para que lo que hago se distinga principalmente por el uso del color y las formas. Además me gusta mantener el carácter de “producto único” donde cada cliente adquiera un producto sin clones, al que se le dedico un momento particular.

3. ¿Qué aconsejás a quien quiera trabajar de manera independiente?
Si digo que hay que animarse y dar un primer paso, no agrego nada nuevo. Pienso que igual de importante que dar el primer paso, es aprender a PERMANECER. Los tiempos de meseta en el mundo emprendedor siempre llegan. Poder superarlos o usarlos a nuestro favor es casi una obligación si lo que nos mueve es algo grande y serio. Hace unos días leí una frase que decía: “no existe gente exitosa, existe gente que no deja de intentarlo”. O algo así. Y eso es a lo que me refiero. Insistir y dar lo máximo, aún cuando lo hacemos desde lo mínimo.

MamaQuilla publicó en la edición #8, página 4.

Conocé más: @mamaquillatejidos