M.A.F.I.A., La mirada en el otro

revista_motorNotas

Entrevista Revista Motor
Contesta M.A.F.I.A.



Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs (M.A.F.I.A) es un colectivo fotográfico que releva hechos sociales desde una doble perspectiva: informativa y estética. Se presentan diciendo: “Lo mostramos como lo vemos”. Firman siempre de forma colectiva y toman sus decisiones de forma horizontal. La misión es personalizar las noticias, visibilizar al otro, siempre asumiendo la propia subjetividad del que retrata.


Empezamos la entrevista, se presentan…:
Somos un colectivo absolutamente horizontal, donde “todes” hacemos todo. No hay un rol particular para cada integrante sino que, según la disponibilidad, nos vamos repartiendo las tareas.

Revista Motor: ¿Cómo se formó M.A.F.I.A., el origen?

M.A.F.I.A.: La particularidad de la génesis de M.A.F.I.A. es que fue una movida que se armó en las redes sociales. La historia es la siguiente: una compañera de M.A.F.I.A., Ceci Estalles, cubrió el primer cacerolazo de septiembre de 2012. Publicó el resultado en redes sociales. Algunas fotos las subió a Facebook, que fueron republicadas por todos lados generando mucho movimiento. Luego de esta publicación, Ceci empezó a recibir amenazas bastante burdas, por ejemplo una carta muy mal escrita que decía que “sabían donde vivía”, y que bajara las fotos rápido. Ella se asustó, bajó las fotos del perfil público y las subió a un Dropbox (una carpeta compartida en la nube).

A partir de allí se armó un grupo en la red social Facebook, gestionando la posibilidad de ir a cubrir entre varios el siguiente cacerolazo el 8 de noviembre. Entonces allí nos organizamos, éramos un grupo de 16 personas aproximadamente y la mayoría de nosotros no nos conocíamos. A este momento, ya teníamos un espacio de difusión en la revista Anfibia que quería esta cobertura. Nos organizamos súper rápido y espontáneamente nos asignamos zonas de cobertura con una metodología básica para poder editar entre todos. Cuando salimos a la calle ya teníamos de ante mano nuestro nombre: íbamos a cubrir como M.A.F.I.A. Con la concepción fundacional de nuestro movimiento, que mantenemos fuertemente hoy: la firma iba a ser colectiva, no individual. Lo que nos pasó en esa primera cobertura es que nos encontramos a Barreda (el femicida) caceroleando pidiendo por seguridad en la calle (irónico… ¿no?). ¡Esa foto no la tenía nadie! Circuló por todos lados y se difundió nuestro nombre. Ahí empezamos a organizarnos y a conocernos. El proceso luego es larguísimo, y sigue todavía hoy.

Revista Motor: A partir de este primer episodio que da origen al grupo, ¿cómo siguió el proceso? ¿cómo se organizan? Desde afuera se ve una misma mirada. ¿Cómo fue la formación de cada uno?

M.A.F.I.A.: Hay una estética M.A.F.I.A. que se ha hecho en el tiempo, compuesta por muchas personas distintas. Lo particular es que venimos de diferentes áreas. Algunos venimos del cine, de la publicidad y labores fotográficas varias. Pero pocos venimos del fotoperiodismo. Al no venir de medios gráficos se generó una estética y un abordaje de la imagen particular.

Muchas veces tenemos coberturas que son súper espontáneas, salimos a la calle y hacemos lo que podemos. Siempre somos más de dos los que salimos a cubrir. En ocasiones particulares tomamos decisiones previas, pero lo espontáneo siempre está presente. En casos como en “Represión en el Borda”, o “Represión en la sala Alberdi” salimos volando… se hace lo que se puede. “Miss Trans” y un montón de otros trabajos son pensados desde antes de la cobertura. Son trabajos más de color, donde predeterminamos cómo abordarlos y de qué manera, con una estética particular.

En cuanto a la organización hemos probado muchísimas cosas: comisiones rotativas, de editores, de quienes se ocupan de mandar mails, etc… Después todo fue decantando naturalmente. La verdad es que hoy editamos entre todos, primero hacemos una autoedición del material individual de cada uno, luego se hace una edición en conjunto con los que puedan estar. Hacemos todo en conjunto. Las decisiones son siempre horizontales y se resuelven en asambleas semanales. Es complejo, probamos bastantes cosas para poder organizarnos lo mejor posible y mantener la relación humana lo más acorde para poder continuar con el proyecto. Vamos probando constantemente, estamos abiertos, no tenemos una plataforma estática. Todo puede cambiar (salvo algunas cosas) pero estamos abiertos a lo que pueda suceder y a probar cosas.

Revista Motor: Entendemos que M.A.F.I.A. es un movimiento independiente, autogestionado y autoconvodado. ¿Cómo se sustentan y financian? ¿Venden sus coberturas a medios locales o de afuera?

M.A.F.I.A.: Laburamos con varios medios, nosotros decidimos con qué medios trabajar y con qué medios no. Trabajamos con la licencia “Creative Commons”, que implica que nuestras imágenes pueden circular libremente sin fines comerciales, mientras no sean modificadas y siempre que se cite la fuente. Si hay fines comerciales, vendemos nuestras fotos. Laburamos con medios que elegimos, y cedemos nuestras imágenes a medios que no tienen fines comerciales como Hecho en Buenos Aires u otras publicaciones alternativas. Algunos medios comerciales que nos han convocado para participar con nuestras fotos son Le Monde Diplomatique, Anfibia, Página12, entre otras publicaciones.

Nuestra búsqueda es autosolventar el proyecto. Nosotros no ganamos dinero con M.A.F.I.A., por eso cada uno tiene su trabajo “convencional” con su labor y tarea específica de fotógrafo. M.A.F.I.A. se autosolventa para seguir cubriendo eventos y por ejemplo, poder viajar.

Revista Motor: Leemos en la fanpage que “lo muestran como lo ven”. Una suerte de transparencia. ¿Desde la fotografía cuál es el modo de trabajo para mostrar lo que ven?

M.A.F.I.A.:

Nuestra idea principal es personalizar la noticia. Hablamos de las personas.

Nos interesa quiénes son las personas que participan en un suceso como hecho social. Todos los hechos son políticos. Sea una situación de represión policial o un encuentro de jóvenes que se visten de animé japonés, vamos sin intenciones de intervenir o modificar el suceso. La diversidad de eventos que cubrimos es grande, pero siempre buscamos lo mismo: identificar a las personas que participan. Vamos en contra de los números y las cifras, los datos despersonalizadores. Nos interesa poder ver quién es el que cacerolea, quién es la reina trans, quién es la persona que va a un expogatos. Retratamos a las personas, no a la gente.

Buscamos estar cerca de la gente usando lentes cortos, que nos obligan a tener una distancia cercana con las personas retratadas. No usamos teleobjetivos, estamos siempre cerca. Si hay un escenario, queremos estar de espaldas al escenario. La idea es siempre mostrar a las personas.

Revista Motor: Mencionaste la política, que está presente en la vida cotidiana. En las fotos de M.A.F.I.A. leemos rápidamente fuertes convicciones, ¿es correcto decir que la ideología es el motor que impulsa a M.A.F.I.A.?

M.A.F.I.A.:

La ideología es el motor de la vida.

De todas las actividades y todos los actos humanos. No es algo particular de M.A.F.I.A., la ideología es algo totalmente internalizado, no hay nada que uno haga que no esté empañado de ella.

Nuestra misión política es relevar las cuestiones que nos interesa relevar, mostrar, visibilizar desde la absoluta declaración de subjetividad. Desde la imagen, la mirada, el registro y el encuadre, hasta adonde ponemos el foco, todo lo que la imagen contiene es un recorte absoluto de la realidad. Nuestra declaración es una mirada absolutamente subjetiva, nuestra forma de mirar. No invisibilizamos nuestra subjetivididad, no intentamos mostrar con nuestras fotos “la” realidad. Estamos en contra de esto, que sí hacen los medios mainstream (lo que se ha hecho siempre con el manejo de la información). Nuestra idea es mostrarlo como lo vemos, de la manera en que lo vemos, declarando nuestro punto de vista subjetivo.

Revista Motor: De esta manera de fotografiar, ¿ustedes tienen referentes en la fotografía o en otras expresiones artísticas?

M.A.F.I.A.: Cada uno tiene sus referentes fotográficos en términos estéticos y políticos. Cada uno tiene sus referencias personales. M.A.F.I.A. se fue dando con nuestra forma de ver. Referencias hay un montón y ninguna a la vez.

Internamente trabajamos horizontalmente y externamente participamos de muchas redes colectivas que están haciendo un gran trabajo con la información muy particular. Hay un montón de agrupaciones con este formato dentro del rubro fotográfico, muy interesantes y muy distintos entre sí. Estamos atentos a su trabajo. Hicimos un encuentro en el CONTI el año pasado llamado “Larga Distancia”, donde convocamos colectivos latinoamericanos para poder intercambiar experiencias. Estamos en contacto con muchos de ellos y hemos hecho muchas coberturas en conjunto. La idea es poder difundir de otra manera, por otros canales.

Revista Motor: ¿Cuál es el objetivo de M.A.F.I.A.?

M.A.F.I.A.:

El objetivo es visibilizar.

Actualmente el grupo está conformado por: Nahuel Domínguez, Ceci Estalles, Lina Etchesuri, Luciana Leiras, Mariano Militello, Gonzalo Pardo, Juan Francisco Sanchez, Florencia Trincheri, Nicolás Villalobos.

Conocé más

M.A.F.I.A.


[ Nota publicada en Revista Motor #10 ]

Compartir esta nota

Leer otras notas


Leé la revista completa