Club de Reparadores

revista_motorNotas

Evento itinerante de reparación colectiva. Un acto de sustentabilidad y lucha contra la obsolescencia programada.

Escribe Melina Scioli deClub de Reparadores
Ilustra Lucila Matheu



Una soleada tarde de sábado. Doñas costureras ponen en marcha ojales, agujas, parches, dedales. Niños se alborotan, curiosos, frente a un tablón con soldadores, pegamentos, tornillos, tuercas, que se preparan en manos curtidas, aficionadas y voluntariosas. Muchos llegan con auriculares, zapatos, libros, juguetes para darles una segunda oportunidad.

En este espacio se intercambian saberes, herramientas, oficios, mates, bizcochos y ningún billete. Sin embargo, nada es dejado al azar: la organización está al orden del día hasta en los más mínimos detalles.



El Club de Reparadores es un evento itinerante de reparación colectiva, una estrategia que estimula el consumo responsable y la práctica de la sustentabilidad. Desde el enfoque en lo local y lo cotidiano combate la cultura de lo descartable y la obsolesencia programada. En esta junta los oficios tradicionales están más que invitados, pero no están solos. Los acompañan las tecnologías innovadoras, como la impresión 3D que materializa esos repuestos casi imposibles de encontrar.

“Arregla un objeto. Mientras lo haces también arreglas algo dentro de ti. Piensa en una grieta, en tu vida o el mundo. Pide que sea curada mientras arreglas el objeto”, recitaba Yoko Ono. Con esta cita se explica el acto de reparar en comunidad como experiencia de valor simbólico y educativo. La tradición oral y experimental se observa cuando el dueño del objeto se involucra en el proceso de la reparación.

En este club no hay límite de edad: los adultos mayores cuentan con años de experiencia reparadora, los jóvenes con fuerza y vista aguda. Y entre todos se fortalece lo que llaman “el músculo comunitario”. Cada encuentro tiene una magia especial: el hecho de dar en pos del bien común, en el que prevalece una entrega solidaria de conocimiento y experticia.

En definitiva, una oportunidad de experimentar y reconocer el potencial que poseemos como conjunto social para lograr acciones transformadoras de nuestro presente.

El proyecto lo llevan a cabo Marina Pla y Melina Scioli bajo el nombre “Artículo 41”. El nombre elegido recita, desde la Constitución Nacional Argentina: “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo (…).”

Anhelan un futuro donde la economía linear (de extracción, producción y consumo), se transforme a una economía circular en donde los desechos de un ciclo sean valorizados por el siguiente, bajo un modelo de consumo colaborativo. En donde acceder sea más importante que tener.

Como queremos saber más, les hicimos algunas preguntas…

Revista Motor: ¿Cuáles son sus objetivos?

Melina:
Nuestro objetivo a corto plazo es impulsar eventos de reparación en distintas localidades de Argentina y Latinoamérica. A largo plazo, nos parece importante ahondar la investigación y discusión sobre la obsolescencia. Creemos que hay mucho por hacer para mejorar el sistema de producción, consumo, uso y descarte de los productos. Desde el lugar del Estado con cambios normativos, fortaleciendo el sector de la reparación para poder verdaderamente construir a un cambio cultural desde los consumidores. Y sin duda, discutir qué rol tienen la empresas y cómo deben transicionar a una nueva forma de producción que asegure productos durables, reparables, con disponibilidad de repuestos, manuales y buenos servicios técnicos. Este cambio de paradigma puede dar lugar a nuevos modelos de negocios vinculados a ofrecer “servicios” en reemplazo de “productos”. Porque el actual modelo de consumo, uso y descarte ilimitado encuentra un límite muy concreto en nuestros recursos naturales. O por la extracción de materias primas o por la disposición de los residuos de estos productos, se sufren las consecuencias. Y nosotros no estamos ajenos, todos somos ambiente.

Revista Motor: ¿Tienen otros proyectos en marcha?

Melina:
Desde Artículo 41 también impulsamos Cartelera B, un proyecto de divulgación ambiental. A través de pósters que hacemos en una imprenta familiar de tipos móviles, difundimos el Art. 41 de la Constitución Nacional y otros mensajes relacionados a la sustentabilidad y el consumo responsable. Las ventas de los pósters alimentan a proyectos como el Club de Reparadores.

Conocé más

Club de Reparadores
Artículo 41
Ilustradora Lucila Matheu:
Fanpage
Behance



[ Nota publicada en Revista Motor #14 ]

Compartir esta nota

Leer otras notas


Leé la revista completa