Ciruelo: “Trabajar con amor conduce al éxito, pero sobretodo conduce a la felicidad”

revista_motorNotas

Entrevista Revista Motor


Personajes fantásticos, dragones para todos los gustos y petropictos

RM: ¿Cómo descubrió su vocación hacia el dibujo y la pintura?
Ciruelo: No hubo un momento de descubrimiento porque siempre me gustó dibujar y pintar. Mi carrera artística tuvo una progresión natural desde muy chico que no se cortó hasta el presente. Todos los niños se manifiestan a través de todas las vías artísticas de un modo natural porque el arte es juego así como es creatividad, pero a medida que van creciendo esas actividades se van abandonando por otras de mayor “seriedad” e “importancia” impuestas por los padres y la sociedad. Yo tuve la suerte de poder seguir siendo aquél niño curioso y creativo hasta hoy, sin interrupciones.

RM: ¿Cuáles fueron sus influencias y sus referentes?
Ciruelo: Muchísimas cosas me influenciaron e inspiraron durante mi vida artística. Al principio fueron historietas con lindos dibujos, después fueron libros con ilustraciones, en la adolescencia ya conocí a grandes pintores clásicos e ilustradores fantásticos. La lista de nombres es infinita y no incluye solo artistas visuales sino a escultores, escritores y músicos también.

“Tuve la suerte de poder seguir siendo aquel niño curioso y creativo hasta el día de hoy.”

RM: ¿Qué películas disfruta ver en estos días? ¿Qué libros leer y qué música escuchar?
Ciruelo: Vemos muchas películas en familia. Entre mis favoritas están: Avatar, El Señor de los anillos, Stardust, Toy Story, Wall-e, etcétera. Entre los mejores libros: La Saga de los Confines de Liliana Bodoc, The Music Lesson de Victor Wooten, todos los de García Márquez, todos los de Carlos Castaneda, etc. Música: Andrés Beewsaert, Pat Metheny, The Flower Kings, Spinetta, Karl Jenkins, etc.

RM: ¿Cómo fue la experiencia de su primer trabajo desempeñándose como artista?
Ciruelo: Por supuesto que la experiencia estuvo llena de nerviosismo e inseguridad, y fue a los dieciocho años porque en ese momento es cuando empecé a ser profesional trabajando para agencias de publicidad y editoriales en Buenos Aires.

RM: ¿Cómo y cuándo surgió la técnica denominada petropictos?
Ciruelo: Siempre fui un coleccionista de piedras, y fue en 1995 que espontáneamente me puse a pintar en ellas desatando una tormenta de sensaciones artísticas que nunca antes había experimentado. Tuve que inventarle el nombre Petropictos porque el término Petroglifos, que sí existe, sólo describe la pintura que se hace sobre piedra sin tener en cuenta sus volúmenes y lo que yo hago es precisamente interpretar su forma para realzarla con la pintura y lograr una obra tridimensional. El hecho de que yo me base en la forma y las rugosidades que ya tiene la piedra para conseguir figuras reconocibles con solo pintarlas es un trabajo en colaboración. Siento que hay un diálogo entre las piedras y yo que me revela las formas que se han almacenado ahí. No puedo explicarlo de otra manera. Tampoco lo necesito ya que la mayoría de los que ven mis Petropictos sienten ese proceso mágico y se emocionan.

RM: ¿Qué consejos considera importantes para un ilustrador que recién comienza a dar sus primeros pasos?
Ciruelo: El mejor consejo que les podría dar es que recuerden siempre que el arte es el medio de expresión natural del ser umano y por ello tenemos que reconocerlo, desarrollarlo y protegerlo. Puede ser la profesión con la que nos insertemos en esta sociedad materialista y podemos adaptar nuestro arte a las exigencias económicas y sin embargo mantener intacta la conexión de nuestro arte con nuestro ser.

“Siento que hay un diálogo entre las piedras y yo que me revela las formas que se han almacenado.”

RM: Y por último, ¿qué recomendaciones puede darle a todos los emprendedores que participan de esta revista con respecto a sus proyectos?
Ciruelo: Quienes tienen la cualidad de ser emprendedores tienen una gran ventaja porque suelen tener propósito, pasión y voluntad. Características que casi siempre conducen al éxito. A estas personas les diría que trabajen en función de lo que les dicta el corazón en vez de lo que les dicta la necesidad de rápido éxito económico, ya que trabajar con amor también conduce, tarde o temprano, al éxito, pero sobretodo conduce a la felicidad.

Conocé más

Sitio oficial Ciruelo


[ Nota publicada en Revista Motor #1 ]

Compartir esta nota

Leer otras notas


Leé la revista completa